Primera semana de embarazo

La mayoría de los ginecólogos cuentan el embarazo a partir del primer día de la última menstruación.
una semana de embrazo

Primera semana de embarazo

¡Sorpresa! Una semana de embarazo no es en realidad un embarazo. ¿Qué dices?

La mayoría de los ginecólogos cuentan el embarazo a partir del primer día de la última menstruación. Esto se debe a que la ovulación y la concepción son muy difíciles de precisar, pero los signos físicos de la menstruación son mucho más fáciles de detectar. Así que, en términos médicos, una semana de embarazo significa que estás en tu periodo y aún no estás embarazada. En realidad, no concebirás a tu bebé hasta la segunda o tercera semana, dependiendo de la duración de tu ciclo.

Si acabas de enterarte de que estás embarazada, puede que pienses que ésta es tu primera semana de embarazo, pero lo más probable es que estés embarazada de unas 4 semanas. Sí, ya. (Tu ginecólogo te dará una estimación más precisa cuando acudas a tu primera consulta).

Síntomas de la primera semana de embarazo

En la primera semana de embarazo, recuerda que los síntomas que experimentas son los típicos de la menstruación, ya que no estás realmente embarazada. Estos síntomas pueden durar de tres a siete días y pueden incluir

Sangrado vaginal. Tu cuerpo está desprendiendo el revestimiento uterino, que fue rellenado en caso de embarazo.
Dolor de espalda y calambres. Para liberar ese revestimiento, el útero se contrae, lo que hace que te duela la espalda y el abdomen.
Hinchazón. La fluctuación de las hormonas puede provocar un vientre hinchado justo antes y durante el periodo.
Cambios de humor. Esos aumentos hormonales también pueden causar irritabilidad y causar estragos en tus emociones.
Dolor de cabeza. Muchas mujeres se quejan de las migrañas menstruales, que también están relacionadas con las hormonas. Las bolsas de hielo, los analgésicos de venta libre y los ejercicios de relajación pueden ayudar a aliviar el dolor.

Vientre de una semana de embarazo

Dentro de tu vientre de una semana (recuerda que en este momento no estás realmente embarazada), tu cuerpo está liberando el revestimiento uterino del mes pasado y empezando a formar uno nuevo, que (con un poco de suerte) albergará el óvulo fecundado del mes siguiente.

Dato curioso: los óvulos humanos son las células más grandes del cuerpo. Un óvulo es más pequeño que una bolita de pimienta. Tu cuerpo liberará un óvulo (o, en raras ocasiones, dos) entre el día 10 y el día 19 de tu ciclo menstrual, es decir, unos 14 días antes de la siguiente menstruación. El óvulo puede ser fecundado entre 12 y 24 horas después. Mantener relaciones sexuales incluso antes de ese momento es útil, ya que los espermatozoides pueden vivir en tu cuerpo hasta seis días.

Los primeros signos de embarazo no se producen de inmediato; de hecho, muchas mujeres no tienen la menstruación en la cuarta semana antes de empezar a sentirse “diferentes”. Pero algunos de los primeros signos comunes de embarazo en las primeras semanas después de la fecundación son dolor o sensibilidad en los pechos, náuseas, fatiga y ganas frecuentes de orinar.

A la semana de embarazo (es decir, con la esperanza de estar embarazada pronto), probablemente estés pensando en cómo puedes preparar tu cuerpo para llevar un bebé. Es una buena idea empezar el embarazo con un peso saludable y sin malos hábitos como fumar y beber. Reduce tu consumo de cafeína al equivalente de una o dos tazas de café (hablamos de tazas de 8 onzas, no de Venti) al día.

Ecografía de una semana de embarazo

Ecografía de una semana de embarazo

No es probable que te hagas una ecografía de una semana de embarazo. Pero si llevas un tiempo intentando embarazarte y has acudido a un especialista en fertilidad, es posible que te hayan hecho una ecografía para comprobar si hay fibromas, para ver cuántos folículos (que se convierten en óvulos) hay en tus ovarios y/o para medir el grosor del revestimiento uterino. Si hay algún problema, tu médico puede recetarte un tratamiento de fertilidad que te ayude a concebir.

Recordatorios para la primer semana de embarazo:

  • Dejar hábitos poco saludables como fumar, beber y consumir demasiada
  • cafeína
  • Tomar diariamente una vitamina prenatal con 400 mcg de ácido fólico
  • Realizar un seguimiento del ciclo para determinar los días más fértiles.

Ahora, prepárate para practicar un poco. ¡Tienes que hacer un bebé!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts