La lactancia te hace engordar y no adelgazar

La lactancia es un periodo en que toda mujer comienza a reponerse de los principales cambios que afectaron en el embarazo

La lactancia es un período en el cual comenzamos a reponernos de los principales cambios que nos afectaron durante el embarazo. No obstante, esto no quiere decir que vayamos a dejar de cambiar. A veces, la lactancia materna nos puede ayudar a perder esos kilos que aumentamos, pero también puede hacernos engordar.

Sin embargo, hay mujeres que se dan cuenta de que no solo no adelgazan al dar el pecho, no solo no bajan peso, sino que lo ganan. Y ven que engordan, sintiéndose extrañas al oír a otras explicar lo rápido que perdieron el peso con la lactancia y, en cierto modo, engañadas, cuando alguien les dice “pues claro, si es que dar el pecho engorda”. Vamos a hablar hoy de esto: cuando la lactancia te hace engordar en vez de adelgazar.

Según explican los especialistas, producir leche ocasiona un gasto calórico relevante en la madre. Esta es la principal razón por la cual la mayoría de las veces las mujeres pierden peso. Se tiene entendido que se consumen más de 500 kcal diarias en la producción de leche.

De acuerdo con esto, son las áreas de la cadera y los muslos, los depósitos de grasa más utilizados en dicha producción. Por lo tanto, al utilizarse esta grasa acumulada, comienza a producirse el proceso de adelgazamiento.

Related Posts