Esta mamá extrema de los cupones usa TikTok para enseñar a otros cómo ahorrar

Karla Benavides planeaba ser abogada. Pero cuando tuvo su primer hijo en el 2013 a los 19 años, todo cambió. En la secundaria, usaba su sueldo de un restaurante para salir con sus amigos pero, de repente, tenía un hijo que mantener. “Nunca pensé realmente en ahorrar dinero, y nunca fui muy cuidadosa con el presupuesto”, dice Benavides.

Después de tener su segundo hijo en el 2016 y quedar embarazada de su tercero, nacido en el 2018, Benavides se convirtió en una ama de casa y la familia comenzó a vivir sólo de los ingresos de su marido.

“Yo estaba como, no puedo permitirme pañales para dos”, recuerda. “No puedo seguir yendo a Target y gastar 200 dólares en champú, jabón corporal, pasta de dientes y pañales”. Benavides sabía que tenía que encontrar una manera de ayudar a su marido con sus ingresos. Fue entonces cuando descubrió los cupones.

 

 

Cortesía de Karla Benavides

Mientras visitaba los mercados de pulgas en Los Ángeles, donde ella y su familia viven, Benavides notó que muchos de los suministros cotidianos que necesitaba estaban a la venta. “Una vez le pregunté a una señora cómo conseguía todos sus suministros, y ella me mencionó que con cupones, y así es como puede comprar sus productos”, dice.

Después de eso, Benavides descubrió una comunidad de cupones en casi todas las plataformas de medios sociales. Inspirada, decidió aprender todo lo que pudiera, y tardó aproximadamente un mes en intentar usar un cupón por sí misma. El primer cupón que usó le devolvió 2 dólares para comprar cierto champú. A partir de ahí, hizo una transacción semanal de cupones hasta que se sintió lista para empezar a combinarlos, una práctica conocida como acumulación, que asegura el mayor descuento o la devolución del dinero de una sola compra.

Las cosas se intensificaron rápidamente y Benavides se volvió muy buena con los cupones. Después de su tercer mes, construyó una pequeña reserva de artículos de primera necesidad como champú, pasta de dientes y rastrillos. De hecho, se dio cuenta de que tenía suficiente de estos artículos para que le duraran a su familia un año entero.

Una vez que se acostumbró a los cupones, Benavides comenzó a publicar sus ventas en los medios sociales. “Fue entonces cuando empecé a recibir comentarios de la gente preguntándome, ‘Oh, ¿cómo compraste esto? ¿Cómo lo hiciste?'”, dice. “Así que entonces yo simplemente respondía. Siempre respondo a mis mensajes, a mis comentarios.”

Ahora ella ahorra a su familia más de 8.000 dólares al año gracias a los cupones. “Puedo cuponar todo y cualquier cosa, desde artículos de lavandería a artículos de belleza, material escolar de mis hijos, ropa y juguetes”. Debido a que tiene poco espacio de almacenamiento, Benavides no suele usar cupones de comida. Pero su estrategia aún tiene un impacto financiero significativo.

En última instancia, los cupones han hecho a Benavides más consciente de las finanzas. Al evitar esos viajes a Target, ya no compra cosas que no necesita. Y además de aumentar su stock semanal, también está donando y vendiendo algunas de sus compras.

“Con ese ingreso extra que teníamos, fuimos capaces de hacer muchas cosas”, dice Benavides. “Pudimos remodelar nuestra casa, comprar un auto nuevo, y hacer muchos viajes por carretera con nuestros hijos”.

Desde el primer cupón de devolución de dinero, ha hecho un espacio educando a otras madres sobre cómo ahorrar mucho dinero con los cupones. ¿Mejor aún? Lo hace todo a través de plataformas accesibles como TikTok y YouTube.

¿Tienes curiosidad por saber cómo puedes empezar a ahorrar a través de los cupones? Aquí está el mejor consejo de Benavides.

1. Trátalo como un proceso de aprendizaje.

Cuando empezó, Benavides sacó un cuaderno y se puso a trabajar. “Escribía: ‘OK, ¿qué significa este cupón? ¿Cómo puedo usar este cupón?” A partir de ahí, comenzó a leer las políticas de la tienda para entender exactamente cómo funcionaban los cupones. “Honestamente no es tan difícil, sólo toma un poco de tiempo leerlo”, dice.

2. Usa los medios sociales en tu beneficio.

Hay tanta gente ahí fuera, como Benavides, que puede ayudarte. “Empecé siguiendo a un montón de gente que tenía más experiencia”, dice. “Ellos publicarán las fallas de las políticas y lo que tienes que hacer, qué cupón tienes que usar, y cosas así”.

3. Escoge una tienda para empezar.

Si tratas de usar cupones en un montón de tiendas de inmediato, puede ser abrumador rápidamente. Benavides recomienda elegir una tienda donde se compre a menudo y empezar por ahí. Para ella, eso era CVS porque estaba justo al final de la calle de su casa. “Ahí fue donde encontré un anuncio, vi los cupones que tenía y los comparé con las ofertas que había en el anuncio”, dice. “Trataba de compararlos, diciendo, ‘OK, si esto está en oferta dos por $5, y tengo un cupón que me quita $2 cuando compro dos, esencialmente sale a $3 por cada artículo'”.

4. Establece un presupuesto, y recuerda lo que estás buscando.

Benavides inicialmente dedicó 20 dólares a la semana a los cupones. Cada semana, trató de identificar qué artículos necesitaba. Si no podía encontrar una oferta para ello, esperaba unas semanas, porque sabía que al final saldría. “Sólo compraba lo que necesitaba, porque cuando se trata de cupones, siempre hay un buen trato”. Se trata de esperar a que llegue ese momento”, dice. En las semanas en las que no encontraba lo que necesitaba, usaba sus 20 dólares en artículos que aún eran esenciales. Así es como desarrolló su reserva.

5. A medida que las cosas se complican, haz cuentas con anticipación.

Sentarte con tus cupones y escribir un plan es uno de los mejores consejos de Benavides. Te ayudará a calcular cuánto vas a gastar, a encontrar oportunidades para combinar cupones y a asegurarte de que estás obteniendo los artículos que necesitas.

6. Prepárate para el prueba y error.

Benavides aprendió simplemente cometiendo errores: “Solía ir a una tienda y luego veía qué podía hacer,” dice. “Muchos cajeros son súper amigables. Cuando trataba de apilar ciertos cupones y ver si esa era la forma de usarlos, me decían: ‘No, tienes que usarlos de esta forma'”. Al final, cometer errores ayudó a Benavides a dominar los cupones.

Julia Malacoff

Related Posts