Cómo saber cuantas semanas de embarazo tengo

La mejor manera de saber cuantas semanas de embarazo tienes y calcular la fecha prevista del parto es contar 40 semanas, o 280 días, desde el primer día de la última menstruación
A los cuantos días puedo saber si estoy embarazada

Primer día de la última menstruación

La mayoría de los embarazos duran alrededor de 40 semanas (o 38 semanas desde la concepción), por lo que la mejor manera de saber cuantas semanas de embarazo tienes y calcular la fecha prevista del parto es contar 40 semanas, o 280 días, desde el primer día de la última menstruación (FUM).

Otra forma de hacerlo es restar tres meses desde el primer día de tu última menstruación y añadir siete días. Por lo tanto, si tu última menstruación comenzó el 11 de abril, debes contar tres meses atrás hasta el 11 de enero y añadir siete días, lo que significa que tu fecha de parto será el 18 de enero.

Así es como el médico calculará la fecha del parto, y es un resultado bastante sólido. Pero recuerda: es igual de normal dar a luz una o dos semanas antes o después.

Fecha de concepción

El cálculo de la fecha de parto basado en el primer día de la última menstruación funciona bien para las mujeres que tienen un ciclo menstrual relativamente regular. Pero si tu ciclo es irregular, es posible que el método de la FUM no te sirva.

Dado que es importante disponer de una fecha estimada de parto fiable, tú y tu médico pueden utilizar tu fecha de concepción si la recuerdas. Sólo tienes que añadir 266 días para obtener tu fecha estimada de parto.

Fecha de transferencia de la FIV

Si forma parte de la creciente tribu de madres que se someten a fecundación in vitro (FIV), puede calcular su fecha de parto con mayor precisión utilizando la fecha de transferencia de la FIV.

Ecografía

Aunque no puedas precisar cuándo concebiste, olvides el día de tu última menstruación o no estés segura de cuándo se produjo la ovulación, hay otros indicios que pueden ayudarte a ti y a tu médico a determinar cuántas semanas de embarazo tienes y la fecha del parto en tu primera cita prenatal:

Una ecografía inicial, puede fechar el embarazo con mayor precisión. Sin embargo, ten en cuenta que no todas las mujeres se hacen una ecografía temprana. Algunos médicos la realizan de forma rutinaria, pero otros sólo la recomiendan si tus periodos son irregulares, si tienes 35 años o más, si tienes un historial de abortos o complicaciones en el embarazo o si la fecha del parto no se puede determinar basándose en tu examen físico y en la FUM.

Los acontecimientos del embarazo, como la primera vez que se oyen los latidos del corazón del bebé (alrededor de la semana 9 o 10, aunque puede variar) y el momento en que se sienten por primera vez los movimientos del feto ( en promedio entre las semanas 18 y 22, pero puede ser antes o después), pueden dar pistas sobre si la fecha del parto es exacta.

La altura del fondo uterino, que es la medida desde el hueso púbico hasta la parte superior del útero, es comprobada por el médico en cada visita prenatal y ayuda a confirmar la fecha del parto.

El tamaño de tu útero, que se anotará cuando se realice el examen interno inicial del embarazo, también puede ser un factor para determinar la fecha de parto.

¿Puedo programar mi fecha de parto?

Tanto si intentas evitar estar muy embarazada en pleno verano como si eres una profesora que quiere aprovechar al máximo el tiempo libre con tu pequeño, puedes intentar calcular el momento de la concepción para “planificar” tu fecha de parto. Pero incluso si eres una de las afortunadas que puede quedarse embarazada cuando realmente lo desea, recuerda que probablemente no podrás planificar con exactitud cuándo darás a luz con el día exacto (¡o incluso la semana o el mes!).

Aun así, puedes probar calculando tu fecha de ovulación utilizando la duración típica de tu ciclo o con un test casero de fertilidad para descubrir los días en los que tienes más probabilidades de ser fértil y aumentar tus posibilidades de concebir.

¿Puede cambiar mi fecha de parto?

Sí, la fecha del parto puede cambiar. Aunque no es motivo de preocupación, el médico puede cambiar la fecha de parto por varias razones a medida que avanza el embarazo.

Puede ser que tengas una menstruación irregular y que la fecha de tu primera ecografía no sea la correcta, o que tu primera ecografía sea en el segundo trimestre.

También puede deberse a que la altura de su fondo uterino sea anormal o a que sus niveles de alfafetoproteína (AFP), una proteína fabricada por el bebé, estén fuera del rango habitual. Habla con tu médico si tienes alguna duda o preocupación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts
Cómo quedar embarazada

Cómo quedar embarazada

Algunas parejas parecen lograr el embarazo simplemente hablando de ello. Para otras, se necesita tiempo. Si buscas consejos sobre cómo quedar embarazada, esto es lo que debes saber.
Read More