Además de una buena alimentación, hay actividades que también ayudan a fortalecer las defensas de los niños. ¡Conócelas!

La risa y una actitud positiva son gratis y están al alcance de todos. Si tu bebé se enferma de gripa con frecuencia, no te dejes vencer por el desánimo ni se lo transmites al niño. En cuanto tu peque se sienta mejor, llévalo al parque a que corra  al aire libre y haga ejercicio. Esto lo hará sentir mejor. 

 

De buen humor

 

Tener un buen sentido del humor fortalece las defensas, ya que el cuerpo libera endorfinas y contribuye a la creación de linfocitos naturales, células que ayudan a combatir las agresiones externas. Además, el sistema nervioso central controla los estados de ánimo, que influyen de manera directa en el sistema inmunológico de tu hijo. Invita a tu a hijo a reírse, compartan momentos divertidos en familia, esto además de unirlos los mantendrá sanos. 

 

¡Actívense!

 

El ejercicio es básico para fortalecer las defensas, solo hay que tener cuidado de no caer en una obsesión que puede tener el efecto contrario. La actividad física elimina el estrés y fortalece su cuerpo. Solo mantén el equilibrio entre el ejercicio y el descanso para no agotar a tu hijo. De acuerdo con los especialistas, entre 1 y 3 años deben descansar un máximo de 12 horas en un ciclo de 24 horas. A partir de los 4 años basta con 8 o 9 horas, no necesitan más. Pero esas horas deben ser sin interrupciones. 

Foto: Pinterest

 

Dile sí a las vacunas

 

Son la mayor aportación a la salud durante el siglo XX al proteger la vida de los niños. En México, el sistema de vacunación es excelente. Además de las del calendario oficial que te indicará su pediatra, hay otras vacunas que no son obligatorias, como la de la gripe. Pregunta al pediatra si tu hijo forma parte de algún grupo de riesgo para protegerlo con alguna vacuna específica. 

 

Un rayito de sol

La luz solar es fundamental para la síntesis de la vitamina D, pero también para la de otros muchos neurotransmisores. Los niveles de serotonina cambian según la luz solar, por ello los estados de ánimo están ligados a ella. Por esta razón, es saludables exponer a tu peque unos minutos a los rayos solares, basta con dar un paseo en el parque. 

 

 

You May Also Like

¡Deja que salga tu niño interior!

Descubre cómo puedes conectar nuevamente con tu niño interno y dile todo…

Cómo lograr que tu hijo tenga una infancia más plena y feliz

Lo que los niños reciben en la primera infancia repercute para toda…

Los mitos más comunes sobre alimentación infantil ¡que nos creímos todas!

Y por años fue así? Nadie nos enseña a ser mamás y…

5 tips para prevenir caries en niños

Una buena alimentación y limpieza son los mejores aliados para prevenir la…