6 tips para elegir un baño entrenador para tu bebé

Ten en cuenta estos tips cuando vayas a comprar un baño entrenador para tu bebé. ¡Son muy útiles!

A veces dejamos de lado un aspecto básico para el crecimiento y desarrollo de un bebé: aprender a ir al baño. Y aunque no lo creas, tarde o temprano todos los papás tenemos varias dudas sobre cómo será esta transición del pañal al baño, que sin duda entre más pronto lo haga mejor.

 

La mayoría de papás que ya pasaron por eso recomiendan que pase del pañal a la bacinica, de ésta a un pequeño baño, para entonces finalmente que tu pequeño conquiste el reto de aprender a hacer sus necesidades solito.

 

No obstante, lo que a veces no nos dicen esos papás o especialistas, es ¿cómo elegir un baño para tu pequeño? Y cuando llegas al super o similar te encuentras en la disyuntiva de que hay de mil tipos, colores y tamaños. Para ayudarte a elegir el de tu bebé, aquí te dejamos estos consejos.

1. Para comenzar, sii desde que le sientas en la bacinica, indicas el cuarto de baño como el lugar para hacer sus necesidades, el siguiente paso será más sencillo.

 

TE RECOMENDAMOSDel pañal a la bacinica

 

 

 

 

2. Enséñale a hacer del baño, no es necesario que le armes todo un centro de entretenimiento para que haga sus necesidades. Lo más natural posible y tú misma pon el ejemplo.

 

3. No dejes a tu bebé mucho tiempo sentado en el baño y mucho menos solo, ya que el entrenamiento no funcionará muy bien y puede lastimar sus piernas y piel.

 

4. Existen todo tipo de colores y formas (circulares, redondas, etc.), con estampas, juegos, sonidos, móviles, etc. lo cierto es que en realidad lo único que necesita tu peque es algo funcional y cómodo. Comienza por algo sencillo.

 

5. Ten en cuenta que entre más complicada y elaborada es la forma del bañito, puede ser más difícil limpiarlo. La higiene es fundamental, por eso siempre deberás lavarlo o desinfectarlo después de cada uso.

 

6. Asegurate de que el tipo de asiento y orificio del baño sea indicado para tu hijo, pues si tu pequeño es grande o robusto, posiblemente no se adapte a cualquiera.

 

No olvides que se trata de un proceso de aprendizaje, por lo que se requiere de ir paso a paso y tener mucha paciencia para con tu pequeño. Una recomendación más es evitar expresiones que hieran a los niños o que les haga pensar que hicieron algo malo, como fuchi, guácala, etc. Se trata de algo muy natural, así que eso es lo que debe aprender tu bebé. ¡Buena suerte!

 

NO TE PIERDAS¡Pipí, mamá!

 

 

Related Posts