5 tips para decirle adiós a la cuna

Te damos cinco recomendaciones para que tu bebé se olvide de la cuna y disfrute de su nueva cama de niño grande.

La transición de la cuna a la cama es un momento importante en la vida de los niños. Aunque lo normal es que el cambio transcurra sin problemas, es conveniente tomar algunas precauciones para que el bebé se adapte lo mejor posible a esta nueva etapa:

 

1. Antes de llevar a tu hijo a su nueva cama es importante establecer una buena rutina de sueño para que el cambio no sea tan drástico. En la cama los niños tienen mayor libertad (ya no tiene barrotes) por lo que para ellos es fácil salirse de la cama. 

 

2. En un inicio puede ser necesario limitar la cama con unas barreras de seguridad para que no se salga de la habitación, también puedes tener monitores de video y audio para saber qué está haciendo tu hijo y si está bien. Visítalo con frecuencia para que no se sienta solo. 

Foto: Pinterest

 

3. La cama tiene que ser segura y amplia, no muy alta y sin esquinas prominentes. Lo mejor es colocarla lejos de ventanas y enchufes. 

 

4. Para celebrar que ya es un niño grande, el día que deje la cuna, organiza una pequeña fiesta. Incluso puedes decirle que te ayude a desmontar la cuna y a armar su nueva cama. 

 

5. Si tu hijo es muy inquieto y crees que corre peligro en una cama alta, ¡tranquila! Coloca el colchón en el suelo y asunto arreglado. 

Related Posts